Publicaciones etiquetadas ‘Podología Geriátrica’

HAV2

Cirugía del Juanete

Escrito por admin el . Posteado en Cirugía, Cuidados básicos del pie

El comúnmente conocido “juanete” es la deformidad acompañada de un subluxación y/o una luxación de la articulación metatarsofalángica del primer dedo. El motivo puede ser variado, tradicionalmente se le ha achacado a que el causante es el calzado (especialmente en las mujeres) pero gracias a la tesis doctoral de nuestra compañera la Doctora Inmaculada Palomo investigo que el origen  del juanete por un mal uso del calzado es una causa secundaria en la génesis del mismo. Primariamente influye la genética y la biomecánica. Cómo con la genética actualmente no podemos hacer nada, vamos a hablar de la biomecánica (que eso se nos da muy bien).

Biomecánicamente un aumento de la pronación subastragalina genera una elevación

de la primera articulación metatarsofalángica originando una mala carga de la misma un aumento de la carga en la segunda metatarsofalángica (por eso duele con el juanete plantarmente el 2º dedo y su planta) y una desviación del dedo, fruto del intento del pie de en vez de flexionar para impulsarse de rodar para poder hacer el  despegue de los dedos del pie. Esa desviación es la que comienza a generar el famoso  “dolor en el hueso” eso que sí se aquejan mucho las mujeres porque al marcar la protuberancia ósea de la

cabeza metatarsal y rozar con la piel de un calzado estrecho generan un desgaste y una fricción en la cápsula articular originando una bursitis y/o artritis.

Estos problemas biomecánicos se pueden controlar y se pueden posponer sus efectos negativos en el cuerpo. Ya que un simple “juanete” puede ocasionar, (de menor a mayor gravedad) durezas, callos insufribles, dolor de tobillo, sobrecarga meniscal y dolor en la rodilla, trocanteritis por sobrecarga en los rotadores de la cadera y

a largo plazo una hernia discal lumbar provocado por todas las adaptaciones y compensaciones que adopta el cuerpo para salvar el problema.

Por ello cuando diariamente nos preguntais los pacientes ¿usted cree que mi juanete esta para operar? Sí está para arreglarse, ya que está provocándole mas problemas al resto de sus articulaciones.

En el Centro de Estudio Integral del Pie realizamos un tratamiento en el cual lo que buscamos en una reposición biomecánica de la articulación y generar carga y apoyo en la primera articulación metatarsofalángica por lo general, y en particular a cada paciente su problema (que puede ser descargar el abductor del dedo gordo, cerrar el ángulo

intermetatarsal, corregir la desviación anatómica de la carilla articular del dedo gordo, limitar la hipermovilidad articular que

presenta por la poca estabilidad de las mismas en torno al primer radio… etc.

Dependiendo del grado de afectación nuestros pacientes están tienen el siguiente postoperatorio:

Primera semana: sin dolor, gracias a la profilaxis analgésica. Con mucho reposo, casi absoluto para evitar inflamación ya que está es la causante del dolor. El paciente puede caminar pero sólo le dejamos caminar lo justo y necesario.

Segunda semana: sin dolor, va retomando muy poquito a poco su actividad. Ya puede caminar un poquito mas en casa pero siempre de forma muy limitada.

Cuarta semana: algunos pacientes ya se pueden calzar zapatillas deportivas amplias, para poder darse paseos cortos en la calle y favorecer el callo óseo y la fijación de la osteotomía.

Todo tratamiento que practicamos en el Centro de Estudio Integral del Pie esta vigilado y controlado de forma pormenorizada, para evitar todos los problemas, riesgos que denota cualquier procedimiento quirúrgico.

La cirugía del Juanete tiene muy mala publicidad social, ya que el tratamiento que se le ha dado tradicionalmente ha sido malo, limitado, escaso y muy injusto, porque es mas importante de lo que muchos profesionales sanitarios se creen. Por ello asegure los cuidados de sus pies.

Con todo esto espero ayudarles un poco ya que la información es el arma mas valiosa en la actualidad.

Reciban un cordial saludo,

Jesús Navas Jaén

hoguera

Carrera Popular de San Antón

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

Carrera Popular de San Antón

Antes de comenzar con la primera entrada del año me gustaría desearos un Feliz 2012, el cual espero que este cargado de salud y proyectos por culminar.

Como bien sabe las personas mayores y también los deportistas, se acerca una fecha señalada en el calendario el día 17 de enero, San Antón. El día 16, vísperas de la festividad es típico en muchas localidades la celebración de la festividad con hogueras, en otras localidades es común la celebración de una carrera popular. Particularmente, en la localidad de Jaén se combinan las dos modalidades de celebración y se genera un ambiente deportivo encantador.

Con motivo de esta carrera muchos corredores amateur y/o profesionales estarán preparándose para realizar la carrera. Lo mas importante  en este tipo de pruebas es participar, intentar acabar en las mejores condiciones posibles. La verdad que por la distancia de la prueba, no suele ser una prueba muy sacrificada en cuanto a la salud propia del corredor se refiere. Es típico la aparición de sobrecargas, contracturas, alguna rozadura,  etc.

A tenor de esta prueba tan popular, voy aconsejar a los blogueros el entrenamiento de la técnica de carrera con el objetivo de minimizar las lesiones y aumentar el rendimiento deportivo.

Tradicionalmente, hemos hablado de gesto de carrera y nos hemos referido a la carrera en la cual hay 3 fases:

  1. Fase de contacto.
    1. Contacto de talón.
    2. Fase de apoyo medio.
    3. Fase de despegue de antepie.
    4. Fase aérea.

Fase de choque de talón.

El pie experimenta una cierta supinación al acercarse al suelo. Al tomar contacto con éste, el pie está ligeramente por delante de su masa central, para reducir al mínimo el freno y evitar el impulso lineal hacia delante. Su articulación subastragalina juega el papel principal al convertir las fuerzas rotatorias de su extremidad inferior en movimiento hacia delante.

Fase de apoyo medio

En la fracción de segundo que transcurre entre el contacto del pie al pleno en la superficie de la carrera, se flexiona la rodilla, la tibia experimenta una rotación interna, el tobillo realiza una flexión plantar y la articulación subtalar efectúa un movimiento de pronación, produciendo la eversión del talón.

Durante esta fase el pie constituye una estructura no rígida, flexible, perfectamente adaptada al papel que debe desempeñar. La pronación alcanza su punto máximo en este momento, y luego se produce suficiente resupinación para que el pie pase a través de la posición neutral al apoyo intermedio.

Es importante, pues, reducir al mínimo la excesiva pronación si queremos evitar que aumente el riesgo de lesión.

El periodo de apoyo intermedio continúa hasta que se produce la elevación del talón hacia arriba para el despegue. Durante este tiempo, el pie debe pasar de una estructura flexible y móvil a una palanca rígida que aguante de forma adecuada unas cuantas veces su peso corporal. Este cambio no depende tanto de la actuación muscular como del cambio de posición de las articulaciones subastragalina y medio tarsiana del pie, de la forma anatómica de los huesos implicados y de la tensión en los distintos ligamentos.

Fase de despegue de antepie.

La supinación en la articulación subastragalina conforma esta rígida palanca para la supinación
hacia delante. De esta forma, se extiende la articulación de la rodilla, la extremidad inferior efectúa una rotación externa, el calcáneo se invierte, se bloquea la articulación mediotarsiana y el pie se convierte en una palanca rígida. La fuerza de propulsión se traduce en un empuje hacia atrás y hacia abajo, resultado de la combinación de la extensión de carrera (músculos glúteos y tendones de la corva), extensión de la rodilla (cuádriceps) y flexión plantar del tobillo (soleo y gastrocnemio).

El resultado final es una elevación del centro de la masa en cuanto el cuerpo se traslada en el aire. La parte anterior del pie más ancha que la posterior ayuda a conseguir el equilibrio y aumenta asimismo el área de superficie que ha de soportar el peso.
En cuanto el pie se separa del suelo, el movimiento de la extremidad inferior será decelerado por la acción de los tendones de la corva. De forma simultánea, está a punto de producirse el golpe con el pie por parte de la extremidad opuesta. Entonces la pierna que queda atrás reduce su velocidad y la cadera, la rodilla y el tobillo alcanzan su extensión máxima. Es el momento en que esta extremidad inicia el movimiento hacia delante con el balanceo en esta dirección.

Estas tres fases se daban en los corredores fondistas, en los mediofondistas eliminamos la fase de contacto de talón. En los velocistas eliminamos también la fase de apoyo medio y dejamos solo la fase de despegue de antepie, ya que solo contacta el antepie.

Fase aérea

Esta fase parte desde que termina de despegarse el pie del suelo hasta que vuelve a contactar al piso. Esta es una fase de inercia, ya que el miembro viene con fuerza de haber cogido el impulso para propulsarse del suelo, y el objetivo es que suba el máximo para recargar la pierna, descargar gemelos y que vuelva a caer el miembro para que en el trayecto de descenso coja toda la fuerza suficiente y necesaria para que el siguiente paso necesite el mínimo de esfuerzo.

Actualmente, y con el desarrollo de los estudios biomecánicos y/o antropométricos y con la apabullante aparición de keniatas fondistas y/o mediofondistas, se ha estudiado y/o valorado su gesto deportivo y se ha visto que es mas óptimo y mas dinámico que el método tradicional que nos han enseñado o que realmente hemos visto y hemos copiado.

Por lo tanto, y para generaros algún tipo de interés os cito a próximas entradas en las cuales hablaremos de algún método de entrenamiento para optimizar la carrera y minimizar la sobrecarga y/o lesión.

 

Reciban un cordial saludo,

Jesús Navas

Director del Centro de Estudio Integral del Pie

www.centroestudiodelpie.com

futbol

El podólogo en los equipos médicos deportivos

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

Para que se vea la importancia que va teniendo la imagen del podólogo en la sociedad actual, me gustaría que revisarais este artículo de prensa de un diario médico.

En pro siempre de una profesión mas profesional y mejor valorada.

(si haceis click con botón derecho y abris la imagen en otra ventana podreis leer en zoom el artículo completo).

 

 

chanclas

Síndrome postvacacional o síndrome “post-chancletas”

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

Tras la vuelta al mes de septiembre, retomamos la rutina laboral, escolar, volvemos a la normalidad y volvemos a colocarnos en los pies los temidos zapatos cerrados o calzado de seguridad y/o laboral. Este último cambio es muy temido por toda la población, ya que, tras todo un verano (2 meses) utilizando chancletas, calzado abierto, suelto, holguero, maleable, facil de adaptar, volvemos al odioso calzado cerrado y los primeros días pasamos un auténtico calvario, ¿por qué? porque hay que volver a adaptarse, hay que hacer un mayor esfuerzo para caminar, un mayor esfuerzo para moverse y de una auténtica actividad nula en el verano a las 8 horas laborales, pues supone un gran esfuerzo muscular, ligamentoso y tendinoso.

Por eso es un mes muy propicio a sufrir, fascitis plantares, tendinitis asociadas a diversos músculos (extensor largo común de los dedos, tibial anterior, tibial posterior y/o musculos peroneos).

 

 

 

Lo recomendado para evitar estas situaciones es colocarse desde varios días antes de trabajar el calzado indicado para ir adaptándose uno mismo al nuevo ámbito; para también preparar muscularmente al pie y también para ir recuperando esa actividad física normal del día a día, que hemos suspendido drásticamente durante la temporada estival.

Si aún con esas recomendaciones seguimos tendiendo problemas, es posible, que suframos algún problema de apoyo enmascarado, que por circunstancias antes no nos había generado molestias nunca.

De todas formas ante cualquier duda o problema que no puedan ustedes solucionar por sus propios medios, aquí tienen los medios e instalaciones del Centro de Estudio Integral del Pie para darle solución. 

SNC00243

Se me clavan las uñas del pie

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

Actualmente y posiblemente con aumento del calzado sintético y tan estrecho, que comprime la alineación normal de los dedos de los pies y generan un aumento considerable de la sudoración de los pies respectivamente, también, el uso del calzado de seguridad en el trabajo (refuerzo metálico en la puntera y calzado que no permite la transpiración normal al pie) esta generando el aumento de la incidencia del enclavamiento de la uña en el dedo, uña incarnata, uñero y también conocido técnicamente como Onicocriptosis.

Es un problema muy frecuente y tiene varios motivos de etiología:

– Genética. Hay familias que desde el abuelo/a, pasando por el padre o la madre incluyendo el/la nieto/a, todos presentan este problema.

– Alteraciones morfológicas. Hay personas que desde el nacimiento presentan uñas más anchas que largas, que cuando se las cortamos durante la niñez, nunca nos permite la uña que se quede un poquito larga, porque ya tiene topes.

– Onicotilomanía y/o onicofagia. Acto vicioso, muy típico durante la niñez de arrancarse las uñas con los dedos de las manos y/o incluso con los dientes.

– Mal corte de uñas. Realizamos corte de las uñas muy redondeados, porque se prefiere tener las uñas bien cortitas (posiblemente donde los padres pueden tener alguna culpa). Es importante que las uñas las cortemos bien rectitas y si es posible que se queden un poquito más largas que cortas (referencia, que siempre tengan las uñas algo blanquito al final). Aún cortándolas rectas, hay uñas que siguen manteniendo ese piquito entre la uña y la piel lateral.

Cuando ese pico no se corta bien, o se deja por un amplio espacio de tiempo puede comenzar a clavarse la uña, a producirse una infección, crecimiento de piel en los bordes laterales de la uña, generandose un proceso destructivo de la normalidad del dedo.

Antiguamente, acudíamos a urgencias con este problema y salíamos de urgencias, “sin el problema”, porque nos arrancaban la uña y se comenzaba a “solucionar” el problema.

Tras un arrancamiento de una uña se pueden dar 3 circunstancias:

1.- Que la uña salga con total normalidad, pero por desgracia, casi nunca, suele darse esta posibilidad, por la alteración que se le genera a la matriz la tracción provocada por el arrancamiento de la uña.

2. Que la uña se siga clavando por el lado molesto y/o incluso que se empiece a clavar el otro lado que antes no tenía problemas (bastante normal).

3. Además de seguir clavándose la uña, que se empiece a deformar la uña y no llegue ni siquiera a crecer, porque se formado una especie de “montañita” en el centro de la uña que impide que salga hacia delante.

Entoncés desde hace algunos años, aparece la figura del podólogo el cual puede solucionar estos problemas de forma temporal y/o definitiva

De forma Temporal. A través de unos de nuestros servicios básicos como es la quiropodia (arreglo de las uñas y plantas de los pies), se puede eliminar “una parte de la uña que está clavada” para que no duela y estar un tiempo sin dolor. El problema es que, como el dedo esté muy inflamado, fibrosado y con los bordes de la piel montados, probablemente este problema se repita cíclicamente.

De forma Definitiva. Lo que se realiza es una eliminación del lateral de la uña que se clava, evitando que vuelva a nacer, así de esta forma se acaba el problema PARA SIEMPRE.

Por lo tanto, a partir de ahora, no lo dude ante cualquier problema de salud de los pies y concretamente en vuestras uñas, dirigiros al podólogo, y concretamente al Centro de Estudio Integral del Pie, que estamos a vuestro servicio para minimizar todos vuestros problemas de salud de los pies.

Jesús Navas Jaén

Director del Centro de Estudio Integral del Pie

olor

Me huelen los pies

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

Tras mi vuelta del “Seminario Internacional del Cirugía del Pie” celebrado en la ciudad de Sevilla, vuelvo a retomar los consejos podológicos, para poder mantener la salud de nuestros pies.

Este año, con las abundantes precipitaciones caidas, el inicio del calor y de las altas temperaturas se esta retrasando bastante, por lo tanto el cambio de calzado de frío al de verano va a comenzar.

Es muy importante tener una serie de consignas para evitar uno de los problemas más comunes en esta época: EL OLOR DE PIES.

¿Por qué huelen los pies?

Los pies huelen porque sudan, y sudan en la gran mayoría de los casos por el exceso de temperaturas. Tambíen hay casos en los que el sudor aparece por algún tipo de estrés emocional, estados de ansiedad y/o nerviosismo (lo mismo que sudan las manos y las axilas). Siendo el sudor de las manos y las axilas un problema estético, el sudor de los pies es un problema de salud.

El sudor de los pies (también conocido como hiperhidrosis), es un problema que puede desencadenar en infecciones fúngicas (infecciones por hongos) tanto en la planta del pie como entre los dedos. Además la hiperhidrosis puede hacer que las uñas se deterioren significativamente en su apariencia estética. Para evitarlo es bueno llevar a cabo una serie de cuidados:

– Tras la ducha secarse minuciosamente los pies.

– Intentar utilizar calcetines de algodón o de fibras naturales (los calcetines “ejecutivos” aumentan la sudoración notablemente).

– En caso de que, incluso con eso no sea posible, sería interensante la utilización de un antitranspirante bueno, para combatir el sudor.

– No emplear desodorantes de pies, ni baños de agua caliente, lo que favorecen es la alteración del manto ácido de la piel y puede originar heridas y/ grietas.

La aparición de heridas y/o grietas significa que puede estar empezando a instaurarse algún tipo de infección en los pies.

Las personas que utilizan calzado de seguridad por su trabajo, tienen que tener especial atención en estos consejos, porque este tipo de calzados no permiten la transpiración natural del pie.

Espero estos consejos sean de utilidad para la higiene y salud de sus pies. Si aún con estos consejos, sus pies siguen oliendo y/o las grietas no desaparecen les invito a revisarselos aquí, en el Centro de Estudio Integral del Pie.

Jesús Navas Jaén

Director del Centro de Estudio del Pie.

 

pie

Preguntas Frecuentes sobre la Podología

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

ANTECEDENTES

La podología ha dado un gran giro en el mundo de la sanidad gracias al desarrollo profesional que hemos llevado a cabo.

Estos avances parten desde el desarrollo de la higiene personal, gracias a la evolución de la tecnología y la informática empleada en la gestión sanitaria.

En nuestra clínica tratamos todo tipo de alteraciones que se dan en el pie, desde una simple quiropodia (arreglo de las durezas, corte de uñas,…), pasando por la valoración biomecánica (estudio que se realiza para diagnosticar la forma de andar), posteriormente la adaptación de ortesis plantares y/o digitales (para esa corrección y/o compensación de las patologías) y también la cirugía ambulatoria del pie.

¿QUÉ ES UN PODÓLOGO?

Es un profesional de la salud con estudios universitarios que es especialista en los problemas de los pies.

Antiguamente a los podólogos se les llamaba callistas de forma coloquial, ya que provenía de los estudios universitarios de cirujano-callista.

En un futuro próximo, con todos los cambios que se están llevando a cabo para ajustar todas las enseñanzas universitarias nacionales al nivel europeo y viceversa, debido al acuerdo propuesto en el Tratado de Bolonia, nuestro título pasará a denominarse “Graduado en Podología”.

¿CUANDO SE DEBE LLEVAR A CABO LA PRIMERA VISITA AL PODÓLOGO?

Normalmente, desconocemos cuando es el momento en él que el podólogo debe entrar a velar por nuestra salud de los pies, pero normalmente se aconseja, que si no existe ninguna patología genética o congénita, la primera visita de un paciente se puede y/o debe realizarse entre los 2-3 años de edad que es cuando el pie empieza a adquirir cierta madurez ósea y se empieza a formar, y es cuando éste puede comenzar a generar problemas.  

¿CADA CUANTO TIEMPO DEBO ACUDIR AL PODÓLOGO?

Esto es una pregunta muy incierta, porque no todo el mundo tiene las mismas necesidades. Partiendo de esta idea, se ac

onseja, para poder valorar todas las evoluciones y/o degeneraciones por la historia natural de nuestro cuerpo humano, una visita anual, p

ara poder controlarlas correctamente y precozmente.

Luego hay gente que presenta problemas crónicos a nivel dérmico (callos, durezas,…) o a nivel ungueal y precisan revisiones trimestralmente.

Los pacientes diabéticos, que aunque no presentan ninguna alteración a nivel del pie, se aconseja, para evitar evoluciones tórpidas de neuropatía y/o obstrucción de los vasos sanguineos de los miembros inferiores (micro y/o macroangipatías) se aconsejan revisiones como mínimo cada 6 meses, para evitar las tan desgraciadas “AMPUTACIONES” que todo el mundo busca evitar.

 

Si a pesar de esta información, sigue teniendo alguna duda, no tenga la menor duda y realice su consulta en el Blog del Pie de Centro de Estudio del Pie.

¿Dónde estamos?

Avda. Pierre Cibié, 31
23600 Martos (Jaén)

Contacta con nosotros

Si tienes dudas sobre nuestros servicios, tarifas o descuentos especiales llámanos:

  • 953 100 776
  • info@centroestudiodelpie.com