Archiv para junio, 2011

SNC00243

Se me clavan las uñas del pie

Escrito por admin el . Posteado en Estudio del pie

Actualmente y posiblemente con aumento del calzado sintético y tan estrecho, que comprime la alineación normal de los dedos de los pies y generan un aumento considerable de la sudoración de los pies respectivamente, también, el uso del calzado de seguridad en el trabajo (refuerzo metálico en la puntera y calzado que no permite la transpiración normal al pie) esta generando el aumento de la incidencia del enclavamiento de la uña en el dedo, uña incarnata, uñero y también conocido técnicamente como Onicocriptosis.

Es un problema muy frecuente y tiene varios motivos de etiología:

– Genética. Hay familias que desde el abuelo/a, pasando por el padre o la madre incluyendo el/la nieto/a, todos presentan este problema.

– Alteraciones morfológicas. Hay personas que desde el nacimiento presentan uñas más anchas que largas, que cuando se las cortamos durante la niñez, nunca nos permite la uña que se quede un poquito larga, porque ya tiene topes.

– Onicotilomanía y/o onicofagia. Acto vicioso, muy típico durante la niñez de arrancarse las uñas con los dedos de las manos y/o incluso con los dientes.

– Mal corte de uñas. Realizamos corte de las uñas muy redondeados, porque se prefiere tener las uñas bien cortitas (posiblemente donde los padres pueden tener alguna culpa). Es importante que las uñas las cortemos bien rectitas y si es posible que se queden un poquito más largas que cortas (referencia, que siempre tengan las uñas algo blanquito al final). Aún cortándolas rectas, hay uñas que siguen manteniendo ese piquito entre la uña y la piel lateral.

Cuando ese pico no se corta bien, o se deja por un amplio espacio de tiempo puede comenzar a clavarse la uña, a producirse una infección, crecimiento de piel en los bordes laterales de la uña, generandose un proceso destructivo de la normalidad del dedo.

Antiguamente, acudíamos a urgencias con este problema y salíamos de urgencias, “sin el problema”, porque nos arrancaban la uña y se comenzaba a “solucionar” el problema.

Tras un arrancamiento de una uña se pueden dar 3 circunstancias:

1.- Que la uña salga con total normalidad, pero por desgracia, casi nunca, suele darse esta posibilidad, por la alteración que se le genera a la matriz la tracción provocada por el arrancamiento de la uña.

2. Que la uña se siga clavando por el lado molesto y/o incluso que se empiece a clavar el otro lado que antes no tenía problemas (bastante normal).

3. Además de seguir clavándose la uña, que se empiece a deformar la uña y no llegue ni siquiera a crecer, porque se formado una especie de “montañita” en el centro de la uña que impide que salga hacia delante.

Entoncés desde hace algunos años, aparece la figura del podólogo el cual puede solucionar estos problemas de forma temporal y/o definitiva

De forma Temporal. A través de unos de nuestros servicios básicos como es la quiropodia (arreglo de las uñas y plantas de los pies), se puede eliminar “una parte de la uña que está clavada” para que no duela y estar un tiempo sin dolor. El problema es que, como el dedo esté muy inflamado, fibrosado y con los bordes de la piel montados, probablemente este problema se repita cíclicamente.

De forma Definitiva. Lo que se realiza es una eliminación del lateral de la uña que se clava, evitando que vuelva a nacer, así de esta forma se acaba el problema PARA SIEMPRE.

Por lo tanto, a partir de ahora, no lo dude ante cualquier problema de salud de los pies y concretamente en vuestras uñas, dirigiros al podólogo, y concretamente al Centro de Estudio Integral del Pie, que estamos a vuestro servicio para minimizar todos vuestros problemas de salud de los pies.

Jesús Navas Jaén

Director del Centro de Estudio Integral del Pie

¿Dónde estamos?

Avda. Pierre Cibié, 31
23600 Martos (Jaén)

Contacta con nosotros

Si tienes dudas sobre nuestros servicios, tarifas o descuentos especiales llámanos:

  • 953 100 776
  • info@centroestudiodelpie.com